fbpx
desencriptados

Declara Tesla haber sido “ignorante” al no considerar el impacto que causa Bitcoin en el planeta al realizar la primera compra.

La opinión acerca de Bitcoin de estos empresarios es que les resulta interesante pero pierde atractivo por el impacto que genera en el medio ambiente. Estos comentarios surgen a raíz de una entrevista efectuada el 19 de febrero en el marco de la conferencia Ethereum Denver, el miembro de la Junta de Tesla y hermano del magnate Elon Musk, Kimbal Musk, admitió que la empresa que representa fue «muy ignorante» del supuesto impacto ambiental de Bitcoin cuando la empresa adquirió $1500 millones de dólares en dicha criptomoneda, y luego permitió el pago de sus vehículos usando Bitcoin, a principios del año 2021.

En palabras del propio Kimbal Musk con respecto a dilucidar esta situación expuso, según algunas fuentes:

“Cuando invertimos en Bitcoin, éramos muy ignorantes. No teníamos idea del impacto ambiental, literalmente no lo sabíamos, pensamos que esto parece una buena reserva de valor y una buena manera de diversificar los activos. Y, por supuesto, no tomó mucho tiempo recibir un millón (no estoy bromeando, probablemente un millón) de mensajes que nos dicen lo que estamos haciendo con el medio ambiente. Y, por supuesto, nuestra empresa se trata de crear futuros de energía alternativa, por lo que realmente no estábamos lo suficientemente informados cuando tomamos esa decisión”

Kimbal Musk, Tesla.

Durante el transcurso del primer trimestre del año 2021 cuando Bitcoin experimentó un alza considerable en su precio, Tesla decidió invertir la suma de 1500 millones de dólares en compras de este activo digital, acto seguido, manifestaron que aceptaban Bitcoin como método de pago por la compra de sus vehículos. Anteriormente, aunque no se desprendió de sus tenencias en la criptomoneda, decidieron, alegando preocupaciones ambientales en la minería de Bitcoin, suspender la aceptación de Bitcoin como pago por la compra de sus productos.

A jucio del mismo Kimbal Musk, si bien Tesla no está arrepentida por la adquisición de Bitcoin como parte de su tesorería,esperan que se implemente un método de minería más amigable con el medio ambiente para que Bitcoin pueda prevalecer. Según fuentes consultadas, su organización con fines filantrópicos Big Green ha adoptado una estructura DAO cripto-nativa, la cual opera en una blockchain que consume menos energía.

“Realmente no estoy de acuerdo con el impacto ambiental de las criptomonedas, pero me encanta lo que hace. Entonces, solo tenemos que descubrir cómo hacerlo sin el impacto ambiental…Simplemente no es una opción tener este impacto ambiental”

La empresa fabricante de vehículos eléctricos aún mantiene al Bitcoin como parte de sus activos, fijando posición de al menos no venderlos a corto plazo. Mientras, su propietario, Elon Musk ha promocionado la criptomoneda Dogecoin como método de pago por alimentos y mercancías en sus estaciones de recarga eléctrica de automóviles.

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.