fbpx
desencriptados

Rusia mira con buenos ojos a las criptodivisas.

Después de la prohibición de la minería y el comercio cripto por parte de China, comenzaron a circular rumores y especulaciones sobre qué sucedería ante la prohibición de alguna otra potencia. Hace algunas semanas, Estados Unidos desestimó esos rumores, y ahora lo hizo la Federación Rusa.

Alexey Moiseev, ministro de Finanzas del Gobierno de Vladimir Putin, aseguró que no tienen intenciones de suprimir el comercio de criptomonedas para sus ciudadanos. De todos modos, el uso de activos digitales como método de pago sí está prohibido en los comercios del país.

“Los ciudadanos pueden comprar criptomonedas y usar billeteras fuera de la Federación de Rusia. Entonces seguirá igual, creo. No hay planes para cambiar algo”

explicó Moiseev.

A diferencia de la gran mayoría de los países, las restricciones actuales en Rusia no cambiarían ni siquiera con una regulación. El ministro aseguró que la incorporación de las criptomonedas al sistema financiero ruso podría derivar en una “pérdida de control” de la oferta monetaria, y aparentemente no encuentran la forma de resolverlo.

Dentro de Rusia, sin embargo, hay una suerte de “grieta” entre la clase política y los empresarios privados. Mientras funcionarios como Elvira Nabiullina -jefa del Banco Central de Rusia- aseguró que invertir en activos digitales es la estrategia de inversión más peligrosa, Oleg Deripaska -fundador Volnoe Delo, la fundación benéfica más grande del país- instó al gobierno a agregar BTC como método de pago.

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.