fbpx
desencriptados

Remesas mexicanas, las más grandes en América.

En 2021 México era el tercer país receptor más grande de remesas en el mundo, después de China y la India. De acuerdo al Banco Central de México, la cantidad de dinero enviado al país por parte de locales viviendo en el exterior alcanzó $51.600 millones de pesos en 2021, un incremento del 27% comparado con lo acontecido en 2020. Cerca del 99% de estas remesas fueron enviadas por medio de transferencias digitales. El 1% restante corresponde a giros postales y depósitos en efectivo, aunque éstos podrían comenzar a ser sustituidos por servicios de remesas basados en criptomonedas. Bitso es el exchange de criptoactivos más grande de México, recientemente comunicó que el envío de remesas transfronterizas se cuadruplicó entre el primer trimestre de 2021 y el primero de este año 2022.

Casi todas las remesas (95% aproximadamente) provenían de los Estados Unidos. Algunos analistas sugieren que el aumento del año pasado se debió principalmente a los ingresos adicionales que recibían los trabajadores mexicanos de primera línea en estados como California, Texas y Nueva York. Por otro lado los trabajadores recibieron cheques de estímulo provistos por el gobierno de Estados Unidos. A principios de este año, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, dijo que las remesas de los inmigrantes mexicanos fueron clave para la recuperación económica del país después de la pandemia.

De un tiempo a esta parte el envío de remesas a través de criptomonedas se ha hecho mediante exchanges. Frida Vargas, directora de Desarrollo de Negocios de Bitso, dijo al medio de información CoinDesk que la compañía procesó cerca de $1.200 millones de pesos en remesas entre E.U. y México en 2020. “Nuestros principales usuarios son compañías que utilizan la tecnología cripto para simplificar y mejorar el proceso de envío y recepción de remesas”. Sin embargo, varias compañías, incluida Bitso, comenzaron a lanzar una nueva generación de productos cripto específicos para el envío de remesas, los cuales en su mayoría utilizan stablecoins.

“Los mercados como América Latina se lanzarán al uso de monedas estables, las cuales son perfectas para las remesas”

declaró al medio CoinDesk Mohamed Elkastassi, director de Estrategia de Tribal Credit. Atadas a alguna moneda fiduciaria, las stablecoins eliminan los riesgos de la volatilidad de los precios al tiempo que ofrecen beneficios de las criptomonedas, como la velocidad y tarifas más bajas.

Tribal proporciona servicios de financiación y pagos para pequeñas y medianas empresas (PyMEs) en mercados emergentes. En diciembre pasado lanzó una opción de pago business-to-business (B2B) transfronterizo facilitada por Bitso que permite la conversión de pesos mexicanos a Stellar USDC, stablecoin atada al dólar estadounidense, para transacciones más rápidas y económicas entre México y Estados Unidos.

De acuerdo con un investigador de la Universidad Iberoamericana de Puebla, los inmigrantes mexicanos en E.U. desconfían del uso de criptomonedas para enviar dinero a su país de origen porque “cambian su valor todos los días”. Ahí es donde las stablecoins desempeñan una labor clave y sumamente útil porque ayudan a los destinatarios a protegerse contra cualquier devaluación de su moneda local. Para Elkasstawi, la adopción masiva de criptos para remesas es una cuestión de tiempo.

“En el futuro, a los trabajadores inmigrantes se les pagará en stablecoins y los comerciantes las aceptarán como forma de pago”.

En noviembre Bitso también se asoció con la empresa de pagos P2P Circle para lanzar un nuevo producto de transferencia bancaria internacional llamado Bitso Shift. Está diseñado para pequeñas empresas y autónomos, a quienes se les permite cambiar sus dólares a monedas estables, enviarlas a México y luego pasarlas a pesos mexicanos. El servicio tiene un costo de $12 por cada $1000 enviados y no pide ninguna tarifa por el cobro.

Elkasstawi, de Tribal, dijo que las monedas estables no han sido masivamente adoptadas para las remesas porque los usuarios aún dependen del efectivo para gastar el dinero que reciben. Esto sucede especialmente en México, donde el 86% de todas las transacciones todavía se realizan en efectivo. Pero eso ya podría estar cambiando.

A mediados de febrero Coinbase (COIN) anunció un nuevo servicio de extracción de efectivo en 37 mil establecimientos en México. Estos incluyen las 20 mil sucursales de Oxxo, la cadena de tiendas de cercanía más grande del país, así como otros supermercados y tiendas departamentales.

Comenzó como un servicio gratuito, pero ahora cobra una tarifa por cada transacción que es “entre un 25% y un 50% más baja que las soluciones de pago transfronterizas tradicionales”, según el exchange. Coinbase también permite a los usuarios en México convertir e invertir su saldo en más de 100 criptomonedas, incluida la stablecoin USDC, de Circle, si es que deciden no retirar dinero.

El producto de retiro de efectivo de Coinbase parece competir directamente con Western Union en términos de accesibilidad. La empresa ha creado una app que permite cobrar o enviar transferencias de dinero desde las tiendas Oxxo. Las tarifas de Western Union por ejemplo, oscilan entre $8 y $37. Los usuarios parecen ansiosos por deshacerse de los servicios de remesas tradicionales y adoptar criptomonedas para recibir su dinero del extranjero.

“Con largas filas y muchos requisitos de identificación, parecía un delito obtener dólares estadounidenses de Western Union”,  “Sé que el papeleo es parte de los protocolos de seguridad, pero solo quería tener mi dinero en mi cuenta”

dijo al criptomedio CoinDesk Moisés Martínez, un criminólogo de 25 años que vive en México.

Como alternativa, Martínez recurrió a las criptomonedas. Su padre, que entonces vivía en los Estados Unidos, pagó la matrícula universitaria completa de su hijo en Bitcoin y utilizó Coinbase para enviarle el dinero. Martínez cobró usando Taurus, un exchange cripto con sede en México que lanzó una tarjeta de débito Visa en 2020.

Aunque el padre de Martínez está de regreso en México, su hijo todavía usa alternativas al sistema financiero tradicional como otros servicios de criptomonedas o bancos digitales. Martínez todavía tiene familiares en E.U. que dependen de empresas como Western Union (fundada en 1851). “Los entiendo, están acostumbrados a ese servicio y es confiable”, dijo. Esto podría retrasar aún más la adopción masiva de criptomonedas para las remesas entre Estados Unidos y México. Pero por ahora, como dice Elkasstawi, al menos los usuarios están advirtiendo que las criptomonedas les otorgan más opciones para manejar su dinero.

 

Recibir y enviar criptomonedas ahora es posible con Telegram.

 

 

 

 

Fuentes:Yahoo Finance

Versión de Desencriptados

Imagen de Freepik (editada)

ADVERTENCIA: Este es un artículo de carácter informativo. Desencriptados es un medio de comunicación, no promociona, respalda ni recomienda ninguna inversión en particular. Vale señalar que las inversiones en criptoactivos no están reguladas en algunos países. Pueden no ser apropiadas para inversores minoristas, pues se podría perder el monto total invertido. Consulte las leyes de su país antes de invertir.

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.