fbpx
desencriptados

Proof of Reserve y el futuro de los exchanges

El colapso de los exchanges como FTX ha dado origen al modismo “Proof of Reserve” o PoR (Prueba de reserva), lo último en la jerga de criptomonedas que se agregará a una lista de muchas terminologías únicas que ya se usan en la industria.

Después de lo ocurrido con FTX (TL;DR La segunda casa de cambio de criptomonedas más grande del mundo, quebró y miles de usuarios perdieron su dinero) muchas personas comenzaron a preguntarse si los exchanges realmente tenían la cantidad de criptomonedas que decían tener o solo estaban utilizando los fondos para obtener más ganancias (al estilo de los bancos) esto hizo que dentro de Crypto-Twitter empezara a sonar un nuevo término “Proof of Reserve” o PoR (Prueba de reserva).

¿Qué son las Pruebas de Reserva o “Proof of Reserve”?

Las PoR son la auditoría que se lleva a cabo por un tercero con el propósito de verificar que la cantidad de cripto activos que “x” entidad centralizada (casas de cambio de criptomonedas en especial) asegura poseer coincida con la cantidad total de los balances de los usuarios. Muchos opinan que si las PoR se hubieran implementado hace mucho, quizá se hubiera prevenido el colapso de FTX, pero ¿cómo funcionan exactamente las pruebas de reserva y por qué los usuarios han comenzado a exigirlas?

Comencemos con el funcionamiento, las PoR funcionan de la siguiente manera:

Primero; el responsable que lleva cabo la auditoría hace una captura del balance de todos los usuarios una vez obtenida la suma de todos los activos introduce la información a una estructura criptográfica conocida como “Merkle Tree”; después el auditor recolecta las direcciones públicas proveídas por el exchange en donde se encuentran los fondos de los usuarios y por último a través de un proceso criptográfico en el que se utilizan los ‘Merkle Trees’, cualquiera puede verificar que el balance de las wallets del exchange sea igual o mayor al balance total de los usuarios.

Binance fue el primero en compartir sus reservas con el público y rápidamente la comunidad comenzó a exigir que decenas de exchanges hicieran lo mismo. Huobi, KuCoin, Bitfinex, Bybit, OKX, entre otros, son algunos de los exchanges que también han compartido las famosas PoR para que los usuarios se sientan más tranquilos. En cambio, exchanges como Bitso o Buenbit se han limitado a compartir información de sus reservas.

El futuro de los exchanges

Recientemente CoinMarketCap ha incluido dentro de su dashboard la opción de poder visualizar las PoR de los exchanges que ya han realizado este ejercicio. Esta nueva función tiene como objetivo proveer transparencia entre los usuarios y exchanges: mostrar la información y cantidad de activos totales y wallets públicas; y pide actualizarse cada 5 minutos.

Aunque PoR es un método innovador que los exchanges tarde o temprano tendrán que adoptar para conservar la confianza de sus usuarios. No es la solución definitiva a esta etapa; ya que al tener que depender de un proceso de auditoría “off chain” la información podría ser alterada. Seguramente las regulaciones que llegarán en los próximos años, encontrarán la forma de hacer que estas auditorías sean más confiables, mientras tanto nuestra responsabiliad como usarios es estar alertas de aquellos exchanges que no muestran sus reservas. 

Si le preguntaras a cualquiera dentro del ecosistema qué pueden hacer los usuarios durante estos tiempos de incertidumbre la mayoría te dirían que retires todo a wallets de auto custodia. Por esta razón, la legendaria frase “Not your keys, not your coins” ha destacado en los últimos días y muchos crypto influencers han hecho hincapié en la importancia de custodiar tus activos mediante el uso de hot o cold wallets.  Pero no se trata solo de decirlo y ya está, custodiar tus criptomonedas conlleva un riesgo muy grande: Perder tus palabras secretas. 

La tecnología blockchain se encuentra en una etapa de desarrollo constante, lo que representa el riesgo de los usuarios a perder sus palabras secretas; por lo tanto sus criptoactivos han frenado muchísimo la adopción masiva y a pesar de que muchos desarrolladores se encuentran trabajando en soluciones a esta problemática, aún falta mucho para que esa utópica visión en donde millones de personas usen crypto en el día a día, se convierta en una realidad.

Los usuarios más adentrados en este ecosistema tenemos una tarea ahora mismo, enseñarle a las personas los beneficios que la tecnología blockchain ofrece en el largo plazo para que poco a poco comiencen a desaparecer los tabúes alrededor de esta tecnología.

Mi último consejo esque a pesar de que las “Proof of Reserve” traerán confianza al ecosistema en las próximas semanas, no debes olvidar: ¡No confíes, verifica!

Por Ariel Cárdenas.

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.