fbpx
desencriptados

Mark Zuckerberg sin la mitad de su fortuna en su apuesta en el Metaverso.

En un año difícil para casi todos los titanes de la tecnología de Estados Unidos, es asombrosa la alta cantidad de fondos que Mark Zuckerberg está invirtiendo en el Metaverso. Su fortuna se ha reducido a un poco más de la mitad, con una pérdida de US$ 71.000 millones en lo que va del año.

Hace casi un año que Mark Zuckerberg anunció el nacimiento de Meta, un conglomerado de tecnología y redes sociales en el que se incluía el buque insignia de la compañía (hasta el momento): Facebook. Pero la última criatura del empresario va mucho más allá. La compañía está desarrollando nuevas tecnologías “para ayudar a las personas a conectar, encontrar comunidades y hacer crecer sus negocios”. Todo ello, a partir del metaverso.

Entre otras cosas, el metaverso permitirá a quienes estén separados geográficamente disfrutar de experiencias realistas y con conciencia espacial. El objetivo es que el mundo físico del usuario y el virtual se fundan y sean uno. De esa forma, por ejemplo, podemos dar un paseo con un amigo que esté a miles de kilómetros por la ciudad que elijamos. Es decir, podremos cambiar el mundo físico por uno creado por el ordenador.

Aunque el panorama futurista suena bastante atractivo, sus recientes informes de resultados han sido pésimos. Comenzó en febrero, cuando la compañía no reveló ningún crecimiento en el número de usuarios mensuales de Facebook, lo que provocó un colapso histórico en el precio de sus acciones y redujo drásticamente la fortuna de Zuckerberg en US$ 31.000 millones, entre las mayores caídas de un día en riquezas de la historia.

Con 55.900 millones de dólares (a principios de año contaba con más de 125.000 millones de dólares), su patrimonio neto ocupa el puesto 20 entre los multimillonarios mundiales. No se le veía en esa posición desde 2014. Y ha llovido mucho desde entonces.

Cuando Zuckerberg, de 38 años, tenía un valor de US$ 106.000 millones, se encontraba entre el grupo élite de multimillonarios globales, solo le superaban Jeff Bezos, impulsor de Amazon, y Bill Gates, creador de Microsoft. Su riqueza aumentó a un máximo de 142 mil millones de dólares en septiembre de 2021.

Un mes después, en octubre de 2021, Zuckerberg presentó Meta y cambió el nombre de la empresa. Y ahí comenzó su declive económico. No hay que olvidar que el empresario está atado a este nuevo proyecto, porque posee más de 350 millones de acciones, según la última declaración de poder de la compañía.

El problema no es solo la apuesta por el metaverso, otros problemas incluyen la integración de Reels en instagram, en su respuesta a la plataforma de video de formato corto de TikTok. Además de que ha registrado menos en ingresos por publicidad, debido a que el mercado en general se ha visto afectado por un menor gasto en mercadeo por la desaceleración económica.

Laura Martin, analista sénior de internet en Needham & Co. Zuckerberg dijo que prevé que el proyecto pierda cantidades “significativas” de dinero en los próximos tres a cinco años.

El metaverso se está cociendo a fuego lento y no parece que la compañía de Zuckerberg vaya a tener resultados económicos a corto plazo. Se espera que la realidad virtual llegue a mil millones de personas en todo el mundo, reuna cientos de miles de millones de dólares en comercio online y genere millones de puestos de trabajo para creadores y desarrolladores.

Mientras tanto, Meta “tiene que recuperar a estos usuarios de TikTok”, dijo Martin y anadió que la plataforma también se ve obstaculizada por “escrutinio e intervenciones regulatorias excesivas”.

En definitiva, semejante despliegue necesita una infraestructura potente: compresión de vídeo, edge computing, la visibilidad entre capas, preparación de los futuros estándares de conectividad y telefonía móvil, optimización de las redes, mejora de la latencia entre dispositivos y dentro de las redes de acceso de radio… Y así un largo etcétera.

Entre pérdidas económicas y declive de Facebook, Meta está pisando el acelerador. Al menos, en todo lo que puede. Ya está construyendo varios prototipos para comprender plenamente e innovar en esta compleja interacción de sistemas virtuales. Pero no hay fecha para su puesta en marcha.

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.