fbpx
desencriptados

Resumen semanal: La travesía del crypto, en su peor momento.

La semana pasada fue una de las peores semanas en la historia del ecosistema crypto:

FTX en bancarrota, amenaza de venta masiva del token $SOL, retiros no disponibles, una posible conspiración del gobierno para afectar al ecosistema, datos de inflación en EUA y elecciones de medio mandato. Los mercados de criptomonedas se vieron afectados fuertemente por todas estas noticias, pero vayamos un paso atrás…

Todo comenzó el 2 de noviembre cuando se filtró que Alameda Research poseía una gran cantidad del token $FTT, el token nativo de FTX. Esto hizo que los usuarios comenzaran a preocuparse ya que existía la posibilidad de que Alameda estuviera operando con los fondos de los usuarios. 

4 días después, Changpeng “CZ” Zhao, CEO de Binance anunció que iba a liquidar todos los tokens de FTX que poseían (alrededor de 23,000,000 $FTT) como estrategia de gestión de riesgo para evitar sufrir pérdidas otra vez haciendo referencia al colapso de Luna unos meses antes. Después de este anunció, la CEO de Alameda, respondió, quizá arrogantemente, que Alameda estaría feliz de comprar todos los tokens al precio de ese momento el cual rondaba los $22 dólares.

Muchos usuarios aprendimos con Luna que cuando el río suena es porque agua lleva y de acuerdo al sitio “nansen.io” en los primeros 7 días del mes se retiraron alrededor de $450 millones en monedas estables. Un día después comenzaron a ser más claros los problemas de liquidez a los que se enfrentaba FTX, el token FTT había perdido más del 30% de su valor y es aquí cuando CZ anunció que Binance había firmado una carta de intención para adquirir FTX. 

El día 9 de noviembre una amenaza más al ecosistema, en la blockchain de Solana, alrededor de 31 millones de tokens habían sido solicitados para que dejaran de validar la red, a esto hay que sumarle que los sitios web de FTX, FTX Ventures y Alameda Research habían dejado de funcionar. Para este punto ya todo olía mal y en el mercado, solo estábamos esperando la resolución final. ¿Qué más podía pasar? Bueno, Changpeng “CZ” Zhao decide retirar oficialmente el acuerdo. El mercado cripto reaccionó inmediatamente a la noticia y los precios comenzaron a caer, una vez más comenzaron a salir noticias de que “bitcoin había muerto”, decenas de miles de personas en el ecosistema estaban perdiendo cantidades inimaginables de dinero. Por primera vez desde hace mucho comenzaba a verse un sentimiento de angustia e ira en el mercado.

Día 10 de noviembre, el anuncio de los índices de precios al consumidor (CPI), 7.7% vs el 8.1% esperado permitió que los mercados en general se recuperaran. Comenzaron a salir noticias de que FTX solicitaba $8 Billones para ser rescatados. Sam Bankman Fried, CEO de FTX había pasado de tener una fortuna de $16B, a tener una deuda de 650 millones en tan solo 4 días. Por la tarde comenzaron las teorías conspirativas, rumores de una posible relación entre SBF y el presidente de la SEC, Gary Gensler surgían por parte del congresista Tom Emmer.

El Viernes, SBF publicó que había llenado una forma para que FTX, FTX US y Alameda llevaran a cabo un procedimiento voluntario del Capítulo 11 en los Estados Unidos. La semana había terminado. El daño a la industria estaba hecho y aún faltan los resultados de las elecciones de medio mandato los cuales se darán en las siguientes semanas y podrían influenciar seriamente los distintos mercados.

Más allá de las lecciones que podríamos aprender con lo sucedido, creo que debemos enfocarnos en lo verdaderamente importante: Las soluciones que esta tecnología (blockchain) presenta. Permitir demostrar la propiedad digital, utilizar herramientas de trazabilidad más sofisticadas y poder tener sistemas de transferencia usuario a usuario, es algo que muy probablemente esté aquí los siguientes años.

La humanidad a lo largo de la historia ha superado todas las adversidades que se le han presentado, sino no estaríamos aquí. La tecnología se queda junto con decenas de lecciones y los precios son solo un distractor de lo que de verdad importa. Hemos superado retos por miles de años, esta no será la excepción; durante la burbuja de las “punto com” muchos creyeron que era el fin y los siguientes años se crearon decenas de herramientas y tecnologías que seguimos utilizando, el smartphone que utilizas para leer esta nota fue uno de esos avances.

Si tú, líder de comunidad, creador de contenido, builder o curioso de esta tecnología estás leyendo esto. Keep building. 

Por Ariel Cárdenas.

 

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.