fbpx
desencriptados

La infraestructura actual no es suficiente para el metaverso, declara Huawei

El estratega jefe de la región de Oriente Medio de Huawei afirma que las redes tienen problemas de rendimiento, renderizado y velocidades de descarga que no soportan el rendimiento del metaverso y es necesario hacer algo al respecto.

¿Estamos preparados para el futuro?

La transformación digital está en marcha, vivimos en un mundo digital, los consumidores están constantemente conectados a las aplicaciones y la web 3.0 estan cada vez más presentes.

El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei considera que la infraestructura de telecomunicaciones actual no es suficiente para satisfacer las necesidades del metaverso y la web 3.0, pero añade que las redes 5G y 6G podrían serlo.

Abhinav Purohit, experto jefe de consultoría empresarial y estratégica de Huawei para la región de Oriente Medio, que publicó el 20 de diciembre una serie para blog en tres partes cuyo enfoque se centró en el potencial del sector metaverso y en el lugar que ocuparán en él las empresas de telecomunicaciones.

Describiendo qué es el metaverso, o cómo será su actualización, Purohit escribió:

 “El metaverso es un espacio colectivo virtual compartido” que “permitirá a participantes geográficamente distantes disfrutar de experiencias realistas y espacialmente conscientes que mezclan a la perfección contenidos virtuales en el mundo físico del usuario”.

También añadió que la noción de un metaverso abierto está estrechamente ligada al movimiento Web3, ya que las economías incorporadas se habilitarán mediante “monedas digitales y tokens no fungibles (NFT)”.

Para hacer realidad esta visión, es probable que las velocidades de descarga, la calidad de la transmisión, los dispositivos móviles y el hardware del metaverso —entre otras cosas— necesiten rápidas mejoras para permitir un funcionamiento fluido de la esfera virtual, afirmó.

La amenaza del covid-19 trajo consigo una nueva forma de trabajar y vivir, que se ha mantenido más allá de las restricciones de la pandemia. La gente necesitaba la tecnología más que nunca, y se convirtió en un salvavidas en varios sentidos. Como consecuencia, las expectativas también han cambiado: las redes Wi-Fi deben ser omnipresentes con conexiones fiables y sólidas que puedan dar servicio a todos los usuarios, todo el tiempo; ya no es un lujo, sino un servicio social básico reconocido en todo el mundo.

Según Purohit, para ofrecer una experiencia totalmente pulida y envolvente es necesario que se produzcan una serie de avances tecnológicos, y comentó que:

“Ofrecer una experiencia así exigirá innovaciones en campos como el renderizado híbrido local y remoto en tiempo real, la compresión de vídeo, edge computing y la visibilidad entre capas”.

También cree que será necesario introducir cambios en los estándares celulares, optimizar las redes y mejorar la latencia entre los dispositivos y las redes móviles.

Purohit afirmó que la latencia (capacidad de respuesta de una red), el ancho de banda simétrico (velocidad a la que se transfieren los datos) y la calidad de la experiencia (rendimiento de la red) son los principales problemas que frenan actualmente las redes metaversas.

En última instancia, afirmó que la adopción a gran escala de “redes 5G mejorará drásticamente el ancho de banda al tiempo que reducirá la contención y latencia de la red, mientras que 6G aumentará las velocidades en otro orden de magnitud”.

Para situar las velocidades de la red 5G en su contexto, se ha informado de que la 5G puede alcanzar velocidades de 1,000 megabytes por segundo (MBps), lo que la hace mucho más rápida que la velocidad media de Internet en Estados Unidos, de 119.03 MBps.

Fuera del metaverso, parece haber un impulso significativo para que la 5G esté plenamente operativa en todo el mundo, ya que los datos de la Asociación Mundial de Proveedores de Telefonía Móvil (GSA) indican que para agosto de este año, 501 operadores de 153 países y territorios invirtieron en 5G.

De esos 501 operadores, los datos de la GSA también muestran que 222 de ellos ya han lanzado servicios móviles 5G en 89 países y territorios. Sin embargo, dado que la 5G aún no se ha desplegado y adoptado como estándar móvil en todo el mundo, queda por ver si podrá soportar un metaverso a gran escala.

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.