fbpx
desencriptados

El NFT más popular, en disputa por autenticidad.

En una publicación realizada a través de la plataforma Discord el miércoles pasado, Matt Hall quien es el desarrollador principal de Larva Labs, la entidad que está detrás de las populares colecciones de tokens no fungibles (NFT), CryptoPunks v2 e inicialmente, los CryptoPunks v1, anunció que iba a “tomar las medidas oportunas” en los próximos días en relación con la supuesta infracción de los derechos de autor “tanto del arte como del nombre CryptoPunks” de la colección CryptoPunks V1. Hablando en términos “normales”, esto equivaldría a presentar un aviso de retiro de derechos en virtud de la Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital, o DMCA, a la plataforma responsable de alojar el contenido para su subasta.

Fragmento de la discusión de Hall sobre Cryptopunks

Para el año 2017, Larva Labs creó y lanzó al mercado la colección de NFT CryptoPunks v1 que contenía un suministro fijo de 10,000 piezas. Sin embargo, los usuarios descubrieron de manera casi inmediata de un error subyacente en el contrato inteligente del proyecto que permitía a los compradores de Punks retirar su Ether (ETH) tras haber hecho la compra, lo que derivaba y en consecuencia significaba un robo. Larva Labs consideró rápidamente que la colección no era auténtica y lanzó CryptoPunks v2, también con un suministro fijo de 10,000 imágenes. Sin embargo, este movimiento se produjo después de que la colección inicial de 10,000 CryptoPunks se agotara, por lo que hay un total de 20,000 CryptoPunks en existencia, con la autenticidad de 10,000 de ellos cuestionada. Además de eso, Larva Labs no puede simplemente destruir el proyecto v1, ya que el usuario de Twitter “0xStroudonian” supuestamente señaló que tanto los contratos inteligentes de los v1 como los v2 están entrelazados, dado que ambos apuntan al mismo archivo.

OpenSea prohibió previamente la venta de los CryptoPunks v1, por ello estuvieron cierto tiempo bajo la mira, a pesar de que los usuarios los envolvieron como tokens ERC-721 para solucionar el exploit subyacente. No obstante, el reciente listado de la colección envuelta en LooksRare hizo que OpenSea rescindiera la prohibición. Al terminar de editar esta entrada, la colección CryptoPunks v1 acumulaba 12,069 ETH (34.1 millones de dólares) en volumen total de comercio en OpenSea, mientras que la colección CryptoPunks v2 acumulaba 819.900 ETH (2,220 millones de dólares) en volumen total de comercio en la misma plataforma. Varios de los entusiastas de la cadena de bloques siguen muy indecisos sobre los problemas de autenticidad de las colecciones v1 y v2 de los CryptoPunks. Por ejemplo, el usuario de Discord Rufus Xavier#9449 escribió:

“Larva Labs, tienen que resolver sus problemas. Un DMCA no es el camino. ¿Ahora lo haces con tu colección después de haberla intercambiado? Estás haciendo que todo el espacio se vea mal. Detente”.

Por otro lado, el usuario de Discord mb#1510 expresó un punto de vista diferente:

“No sé si puedo estar de acuerdo con vender a alguien un V2 sabiendo que hay otro token que puede o no tener relevancia”.

En la actual legislación sobre derechos de autor, la incurrencia en falsificaciones y producción diluida puede afectar significativamente a la confianza de los consumidores en la marca original y provocar que baje su valor repentinamente. Debido a que se suponía que la oferta de CryptoPunks estaba “limitada” a 10,000 piezas, añadir otras 10,000 piezas a la colección reconociendo su legitimidad conduce a la dilución de la marca, y podría provocar una caída del valor de la colección. Sin embargo, no existe ningún precedente legal sobre si el spin-off, resurgimiento y nueva comercialización de una colección de arte NFT debido a un error de contrato inteligente constituye y representa un acto de infracción de los derechos de autor.

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.