fbpx
desencriptados

Arrestan a Sam Bankman-Fried, el falso rey de las criptomonedas.

FTX se convirtió en uno de los principales mercados de criptomonedas del mundo e hizo multimillonario a su fundador. A los 29 años, Sam Bankman-Fried tenía una fortuna estimada de 22.500 millones de dólares. Vio evaporarse toda su riqueza en cuestión de días. FTX entró en una crisis de liquidez y se declaró en bancarrota el pasado 11 de noviembre después de que los inversores retirasen miles de millones de dólares y de que la firma Binance se echase atrás antes de cerrar un acuerdo para rescatarla.

El efecto terrorista de FTX en el criptomundo.

La caída de FTX ha provocado un efecto contagio en otras firmas del sector. Los supervisores acusa a Sam Bankman-Fried de defraudar 10.000 millones de dólares a inversores y clientes. “Construyó un castillo de naipes mientras decía que era un edificio seguro”, afirma el regulador.

A Bankman-Fried lo arrestaron sin incidentes en su complejo de apartamentos el día lunes poco después de las 6 p.m., hora del este, en Nassau, según un comunicado de la Policía Real de Bahamas y deberá comparecerá ante el tribunal este martes, añadieron las autoridades:

“Se ha producido tras la recepción de la notificación formal de Estados Unidos de que ha presentado cargos penales contra él y es probable que solicite su extradición”, ha dicho.

El Departamento de Justicia acusa a Bankman-Fried de ocho delitos, incluido fraude a inversores y prestamistas, conspiración para lavado de dinero, fraude en los mercados de valores y hasta financiación ilícita de campaña. El fundador de FTX se había convertido en uno de los principales donantes del Partido Demócrata, solo por detrás de George Soros, aunque la querella criminal no cita donaciones concretas.

La acusación penal no cifra la cantidad presuntamente defraudada, pero las demandas civiles de los supervisores financieros elevan el agujero a unos 10.000 millones de dólares por dos vías diferentes: 1.800 millones de inversores que compraron acciones de la empresa y más de 8.000 millones de dólares de clientes que han desaparecido.

El diario The New York Times, citando a una persona familiarizada con el asunto, informó que los cargos contra Bankman-Fried incluían fraude electrónico, conspiración de fraude electrónico, fraude de valores, conspiración de fraude de valores y lavado de dinero.

La Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC) le acusa de defraudar a los inversores 1.800 millones de dólares a quienes compraron directamente acciones de la empresa.

“Orquestó un fraude masivo de años de duración, desviando miles de millones de dólares de los fondos de los clientes de la plataforma de negociación para su propio beneficio personal y para ayudar a hacer crecer su imperio de criptomonedas”, sostiene el supervisor.

El supervisor del mercado de futuros (la CFTC) ha presentado cargos por separado y en su acusación cifra el dinero de clientes que ha desaparecido en más de 8.000 millones de dólares.

La acusación de la SEC

La plataforma global de negociación de criptodivisas fue fundada por Bankman-Fried, el exdirector de tecnología, Gary Wang, y otro directivo del grupo, Nishad Singh, en 2019. FTX permitía a los usuarios comprar, vender, mantener y prestar diversas criptodivisas, así como negociar con derivados de estas criptodivisas. En su punto álgido fue el tercer mayor mercado de criptomonedas en términos de volumen diario de operaciones, solo por detrás de Binance y Coinbase. Se valoró en 32.000 millones de dólares en sus recientes rondas de financiación.

La SEC alega que mientras presentaba FTX como una plataforma segura y responsable, en realidad estaba orquestando un fraude de años de duración para ocultar a los inversores de FTX toda una serie de irregularidades. Entre ellas, el desvío secreto de los fondos de los clientes de FTX a Alameda Research, su fondo cripto privado; el trato especial otorgado a Alameda en la plataforma, incluida la concesión de una “línea de crédito” casi ilimitada que se financiaba con el dinero de los clientes de la plataforma y la exención de Alameda de ciertas medidas clave de mitigación de riesgos de FTX, y el riesgo no revelado derivado de la exposición de FTX a las importantes tenencias de Alameda de activos sobrevalorados y sin liquidez, como los tokens lanzados por la propia plataforma. La SEC le acusa de diversos cargos de fraude.

Comparte este post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.